Visita:

4 oct. 2010

Refugio

Refugio
No son los muros que guardan secretos,
o el olor de cuerpos sudados y cansados
que caen entre piernas.

Es la ingrávida ausencia de pasos,
de farolas luciérnaga,
del doble juego de sombras,
de fantasmas felinos que acosan miradas.

Son las lágrimas debajo de la cama,
las quimeras perdidas en espejos,
las gracias venideras,
los adioses esperados.

Son las notas indescifrables de tus pechos amante
el refugio eterno de mi soledad.

No hay comentarios: