Visita:

31 ago. 2010

Mini-ficción I

Quién lo creería…


-A las tres de la mañana suelo despertarme y hacerte el amor con palabras.
-¡¿Qué¡?
-¿No has sentido un ligero cosquilleo por la noche?
¡Hey! Reacciona
-Oh! Lo siento me quedé pensando si existe esa hora.

No hay comentarios: