Visita:

9 oct. 2010

Húmeda Luz


Son las cinco de la tarde, la lluvia ha cesado, bajo la húmeda luz el domingo parece vacío. Me escondo entre las cobijas, tu cuerpo frío baila en la habitación a la par de todas las voces, te pido que por favor te acerques a mí. Tu desnudez me deja sin palabras, cansadas del sexo, cansadas del amor, ya no nos hablamos más. Sólo vernos habituadas a la ternura de las miradas, sonreímos tímidamente. Te levantas de momento a preparar café, prendes un cigarrillo, Delicados, con filtro, Sin filtro son para pobres, tú no lo eres. Vives engañada, tienes riquezas, sin embargo, algo te falta....
Seis de la tarde, la lluvia inicia -otra vez-, la humedad que reina en ti me hace sentir vacía. Tienes el tétrico efecto de enamorar, engañas, juegas, usas y adiós. Creo soy un intento más por saber que es el amor. Esta tarde de domingo ha sido sólo sexo. Tus manos me conocen de antes, la fragancia de tu espalda, el sabor de tus pechos...algo tienes mujer, algo tienes...

No hay comentarios: