Visita:

13 oct. 2010

¿Gusta una menta?

-A ver jóvenes, pónganme atención por favor, que la clase ya va a empezar… Rebeca no te duermas sin sueño, mejor espera a que sea de noche y puedas descansar mejor en tu cama, con tu pijama y en un lugar más cómodo que la banca de la escuela…

-Mire profesora, podría dormirme sin sueño, quedarme sin labios, pensar en cualquier idea vaga y civilizada llena de vacío, amar sin porqué, puedo ver el cielo sin saber qué es, puedo besar sin saber la razón exacta de tal movimiento mecánico que hace desvariar a tantas personas que terminan añorando tanto ese… ‘contacto’… que a final de cuentas es sólo la unión de los labios ajenos y propios por un lapso de tiempo determinado, traspasándose babas, gérmenes, ideas, imágenes, palabras mudas, temores, números telefónicos, canciones completas, qué digo canciones completas hay quienes se pueden pasar pegados por inercia tanto tiempo que hasta su respiración y los latidos terminan siendo uno…

¡Claro que puedo hacerlo! Y claro que puedo dormirme sin sueño, pensar en cualquier idea vaga y civilizada llena de vacío, amar sin porqué, puedo ver el cielo sin saber qué es, puedo besar sin saber la razón exacta de tal movimiento; todos lo hacemos, todos lo hacen, todos lo harán… Pero es que usted no termina de entender lo que es la vida y la muerte, menos si trae a la muerte en su boca ¿Mentas?

1 comentario:

Clo dijo...

las grandes hazañas hay que hacerlas antes de la pubertad, para que el cuerpo se te acostumbre y agarre el hábito.

te dejo un abrazo.
me gustó mucho tu casa.
amenazo volver.